Blog

10

octubre
2020

Síntomas que le ayudarán a identificar si tiene problemas con la tiroides

Los problemas de la tiroides son comunes. Cerca del 12% de las personas experimentará una función tiroidea anormal en algún momento de su vida. Sin embargo, las mujeres tienen ocho veces más probabilidades de desarrollar enfermedad tiroidea que los hombres. Los trastornos de la tiroides aumentan con la edad y pueden afectar a los adultos de manera diferente en comparación con los niños.

En el nivel más básico, la hormona tiroidea es la que se encarga de coordinar la energía, el crecimiento y el metabolismo en el cuerpo. Cualquier enfermedad tiroidea puede presentarse cuando los niveles de la hormona son muy altos o bajos. El caso de hipotiroidismo o niveles bajos de esta hormona, hace que el metabolismo sea más lento y disminuya el crecimiento o reparación de muchas partes del cuerpo.

¿En qué consiste el hipotiroidismo?

La tiroides es una glándula pequeña en forma de mariposa ubicada en la parte delantera de la tráquea. Si coloca los dedos al costado de la manzana de Adán y traga saliva, sentirá que la glándula de la tiroidea se desliza debajo de sus dedos. Esta es la que se encarga de liberar la hormona tiroidea, que controla el crecimiento y el metabolismo de prácticamente todas las partes del cuerpo.

La glándula pituitaria, una pequeña glándula en medio de la cabeza, monitorea su fisiología y libera la hormona estimulante de la tiroides, TSH en inglés. La TSH da la señal para que la glándula de la tiroides libere la hormona tiroidea. Puede que los de TSH se incrementen, pero la glándula tiroidea no puede liberar más hormonas como respuesta. A esto se le conoce como hipotiroidismo primario, ya que el problema empieza en el nivel de la glándula tiroides.

En otras ocasiones, los niveles de TSH disminuyen y la tiroides nunca recibe la señal para aumentar los niveles de la hormona tiroidea. A esto se le llama hipotiroidismo secundario. El hipotiroidismo o “bajo nivel de la hormona tiroidea”, puede generar una variedad de signos y síntomas.

Síntomas comunes de hipotiroidismo

En esta ocasión te ayudaremos a reconocer y entender los efectos de los trastornos de la tiroides.

Cansancio

Uno de los síntomas más comunes del hipotiroidismo es la fatiga. La hormona tiroidea controla el equilibrio de energía y puede influir tanto para una actividad física como para hacer una siesta. La hormona tiroidea recibe señales desde el cerebro y coordina las células para cambiar sus funciones, dependiendo de lo que pasa en el cuerpo.

Las personas con niveles altos de la hormona tiroidea se sienten nerviosas e inquietas. Por el contrario, las personas con niveles bajos se sienten agotadas y aletargadas. Por tanto, los que tienen niveles bajos de la hormona se sienten inquietas a pesar de que están durmiendo más.

Aumento de peso

El nivel bajo de la hormona tiroidea no solo hará que no quiera moverse, sino que darán la señal al hígado, músculos y tejido adiposo de almacenar las calorías. Cuando los niveles de tiroideas son bajos, el metabolismo cambia su función. En lugar de quemar calorías para el crecimiento y actividad, la cantidad de energía que usas en reposo o tu tasa metabólica basal disminuye.

Debido a los niveles bajos de la hormona tiroidea puede generar aumento de peso, incluso si no cambia la cantidad de calorías que consume. Si siente que ha aumentado de peso, primero considere si otros cambios en su estilo de vida podrían explicarlo. Si pareciera que ha aumentado de peso a pesar de seguir una dieta y un plan de ejercicios, hable con su médico para seguir un tratamiento de tiroides. Pues, es un indicador que algo más está pasando en su cuerpo.

Debilidad y dolor en músculos y articulaciones

Los niveles bajos de la hormona tiroidea activan el cambio metabólico hacia catabolismo, que es cuando el cuerpo descompone los tejidos corporales como el músculo para obtener energía. En el catabolismo, la fuerza muscular disminuye, lo que puede generar sensaciones de debilidad. Por tanto, el proceso de descomponer el tejido muscular también puede causar dolor.

Las personas con hipotiroidismo tienen el doble de posibilidades de sentirse más débiles de lo normal, comparado con personas saludables. Sentir debilidad y dolor después de una actividad extenuante es normal. Pero, una debilidad o dolor nuevo, sobre todo en aumento, es una buena razón para buscar ayuda de un especialista.

Pérdida de cabello

Como muchas células, los folículos de cabello son regulados por la hormona de la tiroides. Debido a que los folículos tienen células madre con una vida útil corta, son más sensibles a los niveles bajos de hormona tiroidea. Los niveles bajos de esta hormona generan que los folículos capilares dejen de regenerarse, lo que resulta en la pérdida de cabello. El problema mejorará cuando se trate el problema.

Piel reseca y con picazón

Al igual que los folículos pilosos, las células de la piel se caracterizan por una rápida renovación. Por tanto, también son sensibles a la pérdida de señales de crecimiento de la hormona tiroidea. La piel puede tardar más en volver a regenerarse cuando se rompe el ciclo normal de renovación.

Lo que significa que la capa externa de la piel ha durado más tiempo y, por tanto, ha acumulado daños. También significa que la piel muerta puede demorar más desprenderse y esto hace que la piel se sienta escamosa y seca. Los cambios en la piel que no pueden atribuirse a las alergias como la fiebre del heno o a nuevos productos pueden ser un signo más práctico de problemas de tiroides.

Si lo que está buscando es llevar un tratamiento de tiroides acompañado de un especialista. lo Entonces, no dude en escribirnos a consultas@luishuarachi.com o llámenos a 963973264.

Regresar al blog

CATEGORIAS

POST RECIENTES