Blog

piel

05

mayo
2021

Consejos para hidratar tu piel naturalmente

Si eres de aquellas personas que tiene la piel seca, áspera, escamosa, luce opaca y sientes que se envejece a pasos agigantados, debes prestar suma atención a ello. Más de la mitad de la población mundial padece este problema. Por suerte, no todo está perdido, pues existen diversas soluciones para hidratar tu piel sin necesidad de gastar sumas cantidades de dinero.

Es posible que hayas oído muchas veces la frase: “No olvides hidratar tu piel”. Sin embargo, no entendías los motivos específicos del por qué hacerlo o no. Por ello, a continuación, te señalamos algunas de ellas para que estés convencida de la importancia que representa el proteger e hidratar tu piel.

Razones para hidratar tu piel

Ayuda a combatir impacto de factores externos

El frío, el calor, el sol, viento y la contaminación afectan en gran proporción a nuestro cutis, haciéndolo muy vulnerable. Al hidratar nuestra piel día a día, la mantendremos suave y protegida frente a estos factores externos.

Dile adiós a las marcas y daños en la piel

Factores como la mala alimentación o una excesiva exposición solar tendrán graves repercusiones en nuestra piel. Así, empezarán a aparecer manchas, dermatitis o enrojecimiento a causa de la sequedad. Una adecuada hidratación te ayudará a prevenir las posibles estrías que aparecen debido a que tu dermis se estiró.

Reduce la aparición de arrugas

Recuerda esta frase: Una piel correctamente hidratada será mucho más flexible. Con ello, el impacto de marcas por gesticular y por el paso de los años, será menor. ¡Las vitaminas y nutrientes que le brindes a tu piel serán fundamental para ello!

Por todas estas razones nuestra clínica especialista en tiroides trae para ti los mejores consejos para que consigas una piel más saludable y reluciente.

Bebe suficiente agua

No hay posibilidad de que te mantengas hidratado por fuera, cuando por dentro no lo estás. Por ello, si quieres lucir una piel bella, radiante y joven, debes beber 8 vasos de agua como mínimo.

Gracias a ello, tu piel recuperará la elasticidad y flexibilidad que necesita y aseguras la prevención contra el envejecimiento prematuro y las estrías.

Infusiones para tu piel

El té verde, la manzanilla, el romero, la lavanda o el té blanco son las infusiones perfectas para hidratarla. Tienen propiedades como el de mantener la piel saludable, darle más vitalidad y humectarla en todas sus capas.

Asimismo, si deseas puedes aplicarla de forma directa sobre tu piel. En la red existe un sinfín de recetas preparadas a base de estas infusiones. ¡Quedarás sorprendido!

Dieta saludable y equilibrada

Nutrientes como los antioxidantes, vitamina C y omega 3 son básicos para mantener tu dieta y piel saludable.

Entre los alimentos que te aconsejamos consumir son: el aceite de oliva, cítricos que favorezcan la producción del colágeno, los frutos rojos, el tomate, la zanahoria y los pescados azules.

Aloe Vera

El aloe vera o sábila se ha consagrado como uno de los mejores remedios naturales para curar muchos tipos de afecciones. Asimismo, el gel que posee en su interior tiene propiedades maravillosas para nuestra piel.

Algunos de sus beneficios lo conforman el hidratar, aportar vitaminas, regenerar, limpiar, tratar el acné y retrasar la aparición de arrugas.

Yogur y Miel

Las propiedades antibacterianas del yogur, aunado a las vitaminas y enzimas naturales de la miel te asegurarán excelentes resultados. Además, una mascarilla de esos ingredientes es recomendable para todo tipo de piel sin distinción alguna.

Si tu piel es grasa se verá muy beneficiada con esta mascarilla, pues reducirá la producción de sebo y va a prevenir la producción de impurezas.

Lo único que debes hacer es mezclar los ingredientes y colocar la mezcla en tu cutis. Luego de 10 a 15 minutos, retírala con agua tibia.

Aceites naturales

Escucharás con frecuencia que las cremas costosas están hechas a base de ingredientes como argán y jojoba. Y, en los mercados, existen versiones naturales y libres de químicos de los aceites que están más accesibles para todos.

Estos aceites se caracterizan por rejuvenecer, regenerar e hidratar la piel. Los principales aceites son: el aceite de oliva, argán, almendras, jojoba, rosa mosqueta y sésamo.

Esperamos esta información te haya sido de mucha utilidad. Recuerda que confiar en uno de nuestros tratamientos para la tiroides será la opción más inteligente que podrás tomar para tu vida. Consulta en nuestra clínica especialista en tiroides para más información escribiéndonos a consultas@luishuarachi.com o llamándonos al 928114900. ¡Te esperamos!

Regresar al blog

CATEGORIAS

POST RECIENTES