Blog

estilo vida afecta glucosa en la sangre

10

octubre
2020

Cómo el estilo de vida afecta la glucosa en la sangre

Para llevar a cabo el control de la diabetes se necesita de concienciación. Mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro del límite recomendado por el médico puede suponer un desafío. Se debe a que muchas cosas hacen que el nivel de azúcar en sangre cambie, en ocasiones, de repente. Le contamos algunos factores que pueden afectar el nivel de azúcar en la sangre.

Alimentos

Una alimentación saludable es la piedra angular de una vida sana, con o sin diabetes. Pero si tiene diabetes, debe saber cómo los alimentos afectan los niveles de glucosa en la sangre. No se trata solo de la comida que ingieres, sino también cuanto se come y las combinaciones de alimentos.

Por tanto, debe realizar un recuento de carbohidratos y el tamaño de las porciones. La clave para muchos planes de control de la diabetes es aprender a contar los carbohidratos, ya que suelen ser los que influyen en los niveles de glucosa en la sangre. En el caso de los que usan insulina a la hora de comer, es necesario que conozca la cantidad de carbohidratos que hay en cada alimento, para poder obtener la dosis de insulina adecuada.

La comida debe estar bien equilibrada en la medida posible, planifique que comida incluya una buena mezcla de almidones, frutas y verduras, proteínas y grasas. Tenga mucho cuidado con los carbohidratos que elige.

Ejercicios

Es otro aspecto importante de su plan de control de la diabetes. Cuando haga ejercicio, los músculos usan el azúcar para obtener energía. La actividad física regular ayuda a que su cuerpo use la insulina de manera eficiente. Estos factores trabajan juntos para reducir el nivel de glucosa en la sangre. Cuanta más vigorosa sea la actividad física, más tiempo durará el efecto.

Lo que puede hacer es hablar con su médico sobre su plan de ejercicios, y pregúntele que tipo de ejercicios es mejor para usted. En general, la mayoría de adultos deben realizar al menos 150 minutos por semana de actividad aeróbica moderada. También puede seguir un programa de ejercicios y converse con su especialista sobre la mejor hora del día para realizar una rutina.

Mantenerse hidratado es muy importante y para ello debe beber mucha agua y otros líquidos mientras realiza ejercicios por la deshidratación puede afectar los niveles de glucosa en la sangre. Siempre disponga una de una colocación pequeña o comprimidos de glucosa durante el ejercicio en caso de que su nivel de glucosa en la sangre baje demasiado.

Medicamentos para la diabetes

La insulina y otros medicamentos para la diabetes están diseñados para reducir los niveles de glucosa en la sangre cuando la dieta y el ejercicio por sí solos no son suficientes para controlar la diabetes. La eficacia de los medicamentos dependerá del momento y del tamaño de la dosis. Los medicamentos que toma para otras afecciones aparte de la diabetes pueden afectar los niveles de glucosa en la sangre.

Para ello debe guardar la insulina adecuadamente, ya que si lo hace de una manera no recomendada o la fecha de caducidad ha expirado puede no ser eficaz. La insulina es especialmente sensible a temperaturas extremas. No olvide de informarles sobre los problemas a su médico, ya que si los medicamentos para la diabetes hacen que el nivel de glucosa en la sangre baje demasiado o si está constantemente alto, es posible que haya que ajustar la dosis o el horario.

Si está considerando la posibilidad de tomar otro medicamente de venta libre o si su médico le ha recetado uno nuevo para tratar la afección, como la presión arterial alta o colesterol alto, pregúntele al médico si este puede afectar sus niveles de glucosa en la sangre.

Alcohol en la diabetes

El hígado normalmente libera azúcar almacenado para contrarrestar la caída de los niveles de glucosa en la sangre. Pero si el hígado está ocupado metabolizando alcohol, es posible que el nivel de glucosa en la sangre no reciba la señal hepática que necesita. El alcohol puede generar un bajo nivel de glucosa en la sangre poco después de beberlo y hasta 24 horas después.

Es preferible consultar con su médico para saber si puede consumir alcohol y no se complique su diabetes, como las lesiones en los nervios y las enfermedades oculares. Pero si la diabetes está bien controlada y el médico está de acuerdo, una bebida alcohólica ocasional está bien.

Recuerde incluir las calorías de cualquier bebida alcohólica en su cálculo diario de calorías. Pregúntele a su médico como incorporar las calorías y los carbohidratos de las bebidas alcohólicas en su plan de alimentación. No olvide de controlar su glucosa antes de acostarse, dado que el alcohol puede reducir sus niveles de glucosa en la sangre mucho tiempo después de haber bebido la última copa.

Si lo que está buscando es controlar su diabetes y supervisado por un especialista. Entonces, no dude en escribirnos a consultas@luishuarachi.com o llámenos a 963973264.

Regresar al blog

CATEGORIAS

POST RECIENTES