Blog

los musculos afectan tu peso

09

septiembre
2021

¿De qué manera los músculos afectan tu peso?

Son muchos los temas sobre la salud, los cuales han abordado diferentes factores y uno de ellos es la obesidad. Al parecer, los estilos de vida sedentarios y el estado físico en general ha hecho que se busque estar saludables y alcanzar lo que se cree el peso ideal.

En primer lugar, la mejor manera de asegurarse de que realmente se está alcanzando un objetivo es hacerlo medible y el peso es una excelente manera de ver cuánto progreso se está haciendo.

Mantenerse saludable implica mucho más que saber cuánto pesa. El peso puede ser un indicador crucial de su salud, pero es posible que ese número final no muestre el panorama completo.

Si desea hablar sobre el peso o la pérdida de peso, es necesario tener conocimiento de los dos contribuyentes más importantes al peso: los músculos y el tejido graso. Por ende, son dos tejidos diferentes que contribuyen a su peso

Existen un par de componentes que conforman su peso corporal, pero los dos tipos de tejido que pueden ser los indicadores más importantes de su salud y estado físico son los músculos y la grasa.

¿Qué es el músculo?

Los músculos son los tejidos de tu cuerpo responsables de la fuerza y ​​el movimiento. También ayudan a mantener los huesos y contribuyen a su metabolismo energético. Hay tres tipos diferentes de músculos: cardíaco, liso y esquelético.

Cuando se trata de la composición corporal y el peso corporal, se habla principalmente de la masa del músculo esquelético. Estos son los músculos que normalmente se pueden cambiar mediante una combinación de una dieta saludable y ejercicio. Tradicionalmente, ejercitamos y hacemos crecer estos músculos, así como también los descuidamos y dejamos que se atrofien. Pensemos en los bíceps, tríceps, abdominales, glúteos, etc.

¿Qué pasa con la grasa? 

La grasa, también conocida como tejido adiposo, es otro factor importante que contribuye al peso corporal general y, a menudo, es del que las personas buscan deshacerse cuando hablan de la pérdida de peso.

Hay dos tipos diferentes de grasas:

Grasa subcutánea o la grasa que se encuentra debajo de la piel.

Grasa visceral, la cual se encuentra profundamente en su cavidad abdominal y rodea los órganos.

A pesar de la connotación negativa, en realidad es necesario tener una cierta cantidad de tejido graso. Su cuerpo almacena la energía no utilizada de los alimentos en forma de grasa, por lo que puede proporcionar una fuente confiable de combustible cuando se necesita. El tejido graso también actúa como aislante para mantenerte caliente y como un “cojín” para proteger tus órganos vitales.

Por último, la grasa es un órgano endocrino, lo que significa que desempeña un papel en la liberación de hormonas y en la regulación del azúcar en la sangre.

El problema visible es el exceso de grasa corporal, la cual puede provocar un mayor peso corporal y una liberación de hormonas alterada que puede empeorar la afección.

Los músculos y la grasa contribuyen al peso corporal

Cuando se trata de peso, la mayor parte del enfoque está en la grasa corporal y los músculos porque ambos pueden ser controlados e incluso cambiados por el estilo de vida.

La masa de grasa corporal o la cantidad de grasa que tiene el cuerpo es muy variable según la dieta y el ejercicio realizado. Dado que una de sus funciones principales es el almacenamiento de energía, la masa de grasa corporal puede cambiar dependiendo de si está comiendo con un déficit calórico o con un exceso calórico.

Por tanto, significa que si tiene un exceso de calorías o come más de lo que usa su cuerpo, el exceso de energía puede almacenarse en forma de grasa, lo que conduce a un aumento de peso.

También tiene mucho control sobre cómo la masa muscular esquelética contribuye al peso, ya que, estos son los músculos que pueden crecer con el ejercicio. Debido a esto, la cantidad de masa muscular que tiene puede ser una indicación de su estado físico.

¿Pesa más el músculo que la grasa?

Los dos tejidos no solo tienen funciones diferentes, sino que también ocupan espacio en el cuerpo de formas muy diferentes.

Es posible que hayan escuchado la frase “el músculo pesa más que la grasa”. Esto significa que, si bien una libra de grasa pesará lo mismo que una libra de músculo; sin embargo, se verán muy diferentes.

El tejido muscular es más denso que el tejido graso, por lo que una libra de tejido muscular ocupa mucho menos espacio que una libra de grasa corporal. Esto significa que puede tener la misma altura y peso que otra persona, pero verse completamente diferente y tener una composición corporal diferente debido a las varias proporciones de grasa corporal a músculo, y esto también puede significar que la salubridad de su peso puede variar.

Importancia de conocer la composición del cuerpo

Cuando se trata de determinar el rango de peso saludable, muchas personas se enfocan en el IMC o Índice de Masa Corporal, que usa una fórmula general para decidir cómo se compara su peso con su altura. Pero estos dos números no necesariamente le dan la imagen completa de su salud porque no muestran exactamente cómo sus músculos y grasa contribuyen al peso.

En un estudio realizado a deportistas, se llegó a la conclusión que, tras evaluar el peso y la composición corporal de los atletas universitarios, los investigadores encontraron que 38 de los participantes tenían un IMC que indicaba que tenían sobrepeso, pero solo 4 de ellos realmente tenían exceso de grasa corporal. Esto significa que una masa muscular esquelética más alta puede clasificarse como sobrepeso en la balanza.

Regresar al blog

CATEGORIAS

POST RECIENTES