Blog

bocio

04

abril
2021

Todo lo que debes saber sobre el Bocio

La tiromegalia o bocio es aquella patología que se encarga de describir el aumento de tamaño de nuestra glándula tiroidea. En el siguiente post conocerás un poco más de él y sus principales causas.

Pues bien, si hablamos del bocio en la etapa infantil puede ser difuso o nodular, con una función tiroidea alterada o normal. Debido a la edad, peso y talla de los niños, el tamaño variará, relacionándose principalmente con la ingesta de yodo. Gracias al tamaño y simetría de este, se podrá determinar si el bocio es difuso o nodular, o si es único o multinodular.

A continuación, nuestra clínica especialista en tiroides te presentará las principales causas que podrían originar el Bocio en tu organismo.

Bocio congénito

Este tipo de bocio se origina a razón de los defectos genéticos de la biosíntesis de hormonas tiroideas, que se heredaron de forma autosómica recesiva. Estos producen hipotiroidismo primario pero, se pueden diagnosticar en los programas de detección precoz que existen de hipotiroidismo.

A continuación, algunos de los factores que pueden generarla:

Paso transplacentario de anticuerpos antitiroideos maternos

Esto se da cuando la madre padece de alguna enfermedad tiroidea autoinmune, entonces, esos anticuerpos maternos atravesarán la placenta produciendo bocio fetal y neonatal.

Ingestión materna de fármacos antitiroideos y otros bociógenos

Sustancias como el propiltiouracilo, metimazol, carbimazol y amiodarona pueden atravesar la placenta, causando hipotiroidismo fetal y bocio.

Mutaciones activadoras de receptor TSH

Existen mutaciones que generan una activación del receptor de TSH y de esta forma, generan bocio difuso e hipertiroidismo que pueden ser parte del feto desde su nacimiento.

Síndrome de McCune Albright

Son las mutaciones de la subunidad alfa de la proteína G, características de este síndrome las que harán que estén presentes en el tejido tiroideo. Estas mutaciones activadoras darán lugar a hiperplasia tiroidea, nódulos y bocio tóxicos difusos o nodulares.

Tumores

Se da con la aparición de teratomas que pueden aparecer de forma excepcional en el periodo neonatal.

Bocio adquirido

Enfermedad tiroidea autoinmune
Esto se puede originar por tiroiditis crónica linfocítica o tirotoxicosis autoinmune. Es preciso recalcar que, la tiroiditis de Hashimoto suele ser la causa más frecuente de bocio en las zonas no endémicas, siendo más frecuente en mujeres y pacientes con cromosomopatías y enfermedades autoinmunes.

Bocio tóxico

Suele aparecer en los casos de enfermedad de Graves y en el adenoma funcionante de tiroides.

Tiroiditis de Quervain

Caracterizada por la aparición de un bocio doloroso, con una fase inicial de hipertiroidismo seguida de eutiroidismo o hipotiroidismo y recuperación final.

Tiroiditis aguda supurada

Cuando hablamos de ella, nos referimos a un bocio doloroso igual que el anterior, pero con síntomas locales de disfagia, odinofagia y fiebre, con frecuente afectación del lado izquierdo.

Bocio coloide

Este es un bocio de tipo difuso, que suele aparecer en los adolescentes, no obstante, no existe una causa conocida para aquel.

Bocio por deficiencia de yodo

Este tipo se genera principalmente por un defecto nutricional de yodo. Suele afectar a más del 10% de la población general o a más del 20% de los niños y adolescentes de una población en específico.

Ingestión de bociógenos

Alimentos como la yuca y vegetales como el nabo y la col contienen sustancias bociógenas. Su constante ingesta puede ser sumamente perjudicial para ti.

Quistes tiroideos

Este suele caracterizarse por ser un tipo de adenoma tiroideo con una hemorragia. Esto lo puedes apreciar en una ecografía al observar un componente mixto sólido y quístico.

Bocio multinodular

Por lo general, es la etapa final de un bocio difuso. Suele aparecer en zonas de bocio endémico que se asocian a agentes bociógenos como los tiocianatos, entre otros.

En nuestra clínica especialista en tiroides podrás resolver tus dudas respecto a los tratamientos para la tiroides que necesites para seguir adelante en tu proceso. Consulta para más información sobre nuestros tratamientos escribiéndonos a consultas@luishuarachi.com o llamándonos al 928114900. ¡Te esperamos!

Regresar al blog

CATEGORIAS

POST RECIENTES