Blog

alimentación_que_debes_evitar__hipotiroidismo

02

febrero
2021

Alimentación recomendada para el hipotiroidismo

¿Cuándo surge el hipotiroidismo? Este aparece luego de que la producción de hormonas generadas por la tiroides se va ralentizando, llegando a ser insuficiente para realizar todas las funciones orgánicas de manera adecuada.

A razón de que el hipotiroidismo genera una ralentización del metabolismo, esto causará en nuestro organismo un aumento de peso, hinchazón, estado físico debilitado, dolores musculares y hasta depresión. Pese a que el aumento de peso no les sucede a todas las personas que lo padecen, este si llega a afectar a un gran porcentaje de personas.

Con frecuencia, este aumento de peso suele llegar a ser de aproximadamente 10% total del peso corporal. En él predominará la retención de agua y sal sobre el aumento de la masa corporal.

Si queremos revertir ello, debemos controlar nuestra función tiroidea. Para ello, será necesario que acudas a una clínica especialista en hipotiroidismo, la cual te brindará uno de los más adecuados tratamientos para la tiroides para ti.

Pues bien, es preciso que consumas la medicación adecuada recomendada por el especialista. Pero además, lo que nos permitirá mantener nuestro organismo equilibrado con un correcto funcionamiento de la tiroides, es la alimentación.

Para eso, llevar una dieta guiada por un nutricionista, será de gran ayuda en este proceso regenerador de alimentación saludable.

Alimentos hipertiroidales

¿Sabías que un adulto sano necesita consumir en promedio unos 200 mcg de yodo a diario? Y acorde, con los estudios realizados por la OMS, el 40% de la población mundial está en riesgo de tener un déficit de aquel.

Al ser el yodo un mineral que se encuentra en la tierra, sucederá algo peculiar. Los vegetales cultivados en tierras ricas en yodo, tendrán mayor cantidad de aquel mineral. Asimismo, el mar se configura como otra fuente importante de yodo, por eso es recomendable una alimentación a base de alimentos marinos como pescados y mariscos.

Respecto al consumo de algas, te recomendamos consumirla moderadamente pues, al tener un contenido de yodo elevado, podría alterar tu glándula tiroides.

Agrega estos nutrientes a tu alimentación saludable…

Así como el yodo, existen otros nutrientes necesarios que asegurarán la correcta producción de T4 y su conversión en T3. Entre ellos, tenemos a:

– Zinc: el cual lo puedes encontrar en las carnes rojas, mariscos, frutos secos, germen de trigo, entre otros.

– Hierro: lo encuentras en todas las carnes y pescados disponibles para ti.

– Vitamina A: se encuentra en forma de betacaroteno a través de vegetales color verde como acelgas, espinacas. Además, la encuentras en vegetales rojos como tomate, pimiento y, color naranja, como mango, zanahoria, entre otros.

– Manganeso: fácil de ubicar en las semillas, nueces y toda la gama de cereales integrales.

– Selenio: está presente en los cereales integrales, algunas nueces, mariscos y lácteos.

Alimentos bociógenos

¿Conoces de la existencia de algunos alimentos de origen vegetal que contienen compuestos que podrían provocarte bocio y trastornos de glándulas tiroides? Estas se caracterizan por ser un tipo de antinutrientes como glucosinolato, tiocianato e isotiocianato. Ellos dificultarán el aprovechamiento del yodo de tu organismo, y de este modo impedirá que aquel fabrique hormonas tiroideas.

Entre los principales alimentos con antinutrientes bociógenos tenemos a:

– Las crucíferas como col, coliflor, repollo, brócoli.

– Semillas de mostaza, nabo.

– Yuca

– Nueces, maní, pecanas.

– En una menor cantidad: espinacas, rábano, zanahoria.

Si adoras estos alimentos y quieres consumirlos con normalidad te recomendamos ingerirlos cocinados o fermentados. De esta forma, las sustancias nocivas desaparecerán, y consumiremos la parte saludable de aquellos.

Recuerda que el calor destruye de forma íntegra el efecto nocivo de aquellos, por ese motivo, incluirlos cocinados en tu alimentación diaria, no te será perjudicial.

¿Qué alimentos debo evitar?

– Ensaladas crudas de col, rábanos, brócolis, entre otros.

– Ingerir un caldo o sopa de agua resultante al hervir alimentos bociógenos.

– Los productos elaborados a base de soja aumentarán la excreción fecal de la hormona tiroxina. Por ello, si quieres consumirlos, debes chequear la dosis de levotiroxina indicada para ti.

Esperamos puedas reorganizarte y elegir bien antes de adquirir un producto en específico para incluirlo en tu alimentación Recuerda que, en nuestra clínica especialista en hipotiroidismo, el Dr. Luis Huarachi, está a tu disposición para cualquier consulta o alguno de los tratamientos para la tiroides que necesites seguir. Por ello, no dudes en escribirnos a consultas@luishuarachi.com o en llamarnos al 928114900.

Regresar al blog

CATEGORIAS

POST RECIENTES